/

23 mayo 2013

Dislexia : sentido y sensibilidad





Tengo que decir que cuando encuentro el momento de escribir y la calma para hacerlo, y por supuesto el ordenador no lo está utilizando ninguno de mis hijos, me viene a la cabeza tantas cosas que contar... La falta de tiempo, la prisa, hace que la mayoría de las veces haga una breve selección en mi cabeza y vaya al grano, a lo que en esta semana estoy sintiendo más. Esta semana la palabra que viene a mi cabeza es sensibilidad.

El otro día tuve la inmensa suerte de escuchar una lección magistral sobre el tema, sobre como sensibilizar a la gente. Queda mucho por hacer, por no decir casi todo en España, sobre la dislexia, sobre las dificultades de aprendizaje. En el extranjero están en otra galaxia, van a años luz de nosotros. Hasta ahí todos de acuerdo, pero otro factor esencial y que está en nuestras manos, somos nosotros, los afectados directa o indirectamente por la dislexia. Tenemos que ser capaces de sensibilizar a la gente que esta a nuestro lado. No se como se hace, pero debemos de hacerlo. Se que parece imposible, peros si fuese posible tendríamos la mitad de problemas,  ¡ojala! que la gente tuviese más empatía y más sensibilidad. Quizás en el extranjero están más avanzados que nosotros pues su sociedad está más sensibilizada con el problema. 

Yo me he encontrado en más de una ocasión que cuando estoy en pleno stress, con mil problemas con un hijo y su profesor, jefe de estudios y un largo etc.Cuando no me hacen caso, cuando me muevo como una loca llamando a todas las puertas del colegio para que me escuchen, me esnobean, no me contestan, me ignoran y me tachan de madre histérica.... Cuando crees que el colegio de tu hijo es un sitio hostil y te da un pellizco en el  estómago cada mañana cuando lo dejas.  El problema se agranda cuando veo que hablando con madres del mismo colegio que no tienen este problema, o que lo tienen pero no se para donde están mirando, simplemente te dicen : un tu tranquila; un no es para tanto; un ya se pero que le vamos a hacer; un esto es así; un no se puede hacer nada; un no será para tanto o simplemente te dan un ánimo, que es todo menos ánimo es compasión. Eso ya me pone nerviosa, me saca de mis casillas y me enfada mucho. Pienso que humanidad, que falta de compromiso, que falta de empatía y que de verdad ¿como se puede ser así?. Cuando te quejas de falta de humanidad de los profesores, del colegio, deberíamos meter en el saco a muchos padres. Eso sí, si se muere por desgracia un padre del colegio o tienen una enfermedad gravísima todo el mundo se convierte en humanos, pero ¿que les pasa?. Pienso que lo que les pasa es que les encantan las tragedias y los dramas, pero que de humanidad poco y de sensibilidad tampoco. Además cuando te quejas del colegio, te cuentan la historia cierta de un niño que se le murieron sus padres, o un dramón y que no sabes como se portó de bien el colegio. ¡Horror! Es lo mínimo no solo de un colegio, es lo mínimo de cualquier ser humano que ante una tragedia , sea capaz de dar  todo lo que pueda por ayudar. ¡Que menos! Pero que pasa que los padres de niños disléxicos vamos a tener que morirnos, o padecer una enfermedad tremenda para que les demos pena al resto y sean humanos. Ah! y si me curo de la enfermedad o pasa un tiempo de mi muerte, todo el mundo se olvida y a seguir siendo como éramos de inhumanos. ¿Que sentido tiene todo esto? Ninguno, es de locos. ¿Como es que son tan pasivos? y en cierta manera tan poco sensibles....

No se si os parece exagerado, pero esto me ha ocurrido más de una vez. Cuando desesperada cuentas un problema a otra madre y te dice si, pero como ella no lo sufre pues nada... nada de sensibilidad. Ah! pero como la vida escolar a veces es larga, las situaciones familiares a veces se complican y las cosas cambian, entonces tu eres candidata número uno para sensibilizarte con el problema ajeno de otra madre de tu cole. Quizás todo radique en que puede que tengamos muchas más neuronas espejo que el resto de las madres o profesores. Por lo visto en 1996 se descubrieron estas neuronas, que hacen que mediante los sentimientos seamos capaces de entender y comprender a las personas, simplemente por la sensibilidad, somos sensibles al mensaje que se nos quiere transmitir, sin necesidad de lenguaje oral o corporal. Estas neuronas están situadas entre otros sitios en el área de Broca, que es donde está todo el lenguaje, es decir la comunicación. Os lo estoy contando muy brevemente y de manera muy simple. La conclusión a la que llego es que debido a que nos pasamos el día enseñando a nuestros hijos a leer, a aprender, a comunicarnos con ellos de mil formas, a que aprendan los conceptos nuevos de tantas diversas maneras, nos inventamos todo tipo de esquemas, de técnicas de estudio, nos imaginamos todo tipo de ejemplos para que entiendan mejor el concepto, acabamos siendo unas comunicadoras muy buenas y muy sensibles. Somos capaces de comunicar, de desarrollar o mantener nuestras neuronas espejo más que el resto de las madres, estoy segura. Como que estoy segura de que nuestros hijos si les estudiasen sus neuronas espejo deben de ser uno maestros, deben de tenerlas desarrolladas al máximo. Quizás sea una de las razones por la que todos estos niños tienen un inteligencia emocional muy por encima de la media, quizás por eso tienen una sonrisa tan especial y quizás por eso en un futuro sean unos hombres de bien y sensibles con la vida.

La dislexia estoy segura de que tiene sentido y tiene una razón de ser. El tiempo le dará el sentido que tiene en la vida de cada uno de nuestros hijos. El tiempo nos enseñará la ventaja y la razón de ser de su dislexia, pero hasta entonces por favor sensibilidad. Sensibilidad con estos niños que su educación esta siendo un continuo esfuerzo, sensibilidad cuando no ven las preguntas del examen como el resto, sensibilidad con los dichosos comentarios a la hora de corregir, sensibilidad con ellos pues son niños y como tal se la merecen. Sin esa sensibilidad les podemos hacer tanto daño que que sentido tiene enseñar valores, religión, ética o valores para la ciudadanía cuando ellos perciben todo lo contrario en su vida diaria. Por eso la dislexia tiene un sentido pero la gente debe de ser sensible con ella para no estropearla.

Pos Data: Según releo lo escrito admito que cuando me encuentro con madres sensibles o con muchas neuronas espejo, que aunque apenas las conozca me entienden, que cuando estoy con ellas me siento comprendida, entonces ¡¡¡me siento tan bien!!! Me pasaría horas hablando con ellas... En esas ocasiones es como si descargase parte del peso que llevo encima. O como si hubiese ido a terapia o es que simplemente me he sentido comprendida y consolada por gente humana y sensible.¡Que mejor regalo!

[tags] dislexia, disléxico, madre, inconvenientes, sitema educativo, empatía, dificultades, sentido,humor  [/tags]