/

27 octubre 2013

S.O.S Necesito tiempo!

Ya se que lo he dicho infinidad de veces en este blog. Ya se que todos los que estamos dentro del mundo de la dislexia sabemos la importancia del tiempo, pero hay veces que las cosas hay que decirlas " cienes y cienes " de veces para que se enteren. S.O.S. Tiempo por favor.

El otro día estaba en una reunión de gente involucrada al máximo con la dislexia, con ganas de cambiar el sistema para bien y mejor y me decían: "¿Le quitarías a un ciego el Braille para escribir?, pues lo mismo a un disléxico con el tiempo". Es algo tan sencillo de comprender como que no le quitarías a una persona con dificultades de oír el audífono, a un ciego el Braille y así infinidad de ejemplos que se nos vienen a la cabeza a todos.



Lo digo pues esta semana aun teniendo el tiempo extra cedido por el director, aunque tenemos firmada la adaptación de mi hija concediéndole el tiempo extra, pues aun así siguen si querer dárselo, no solo un profesor, no mucho peor, la gran mayoría. El porque es algo tan sencillo como que es buena estudiante, que no lo necesita, que es capaz de aprobar y que puede hacerlo sin necesidad de ayuda. Eso es cierto, pero no es menos cierto que cuando se lo dan se siente más relajada, que cuando se lo dan saca notas muy altas y que además es disléxica y lo necesita. Ella misma le dijo al tutor :"es mi derecho y lo tengo reconocido no me lo puede quitar. Si es cierto que yo he estado media vida en terapia, que me han ayudado mucho, que he sido capaz de buscarme mis medios para solventar la infinidad de dificultades que me encuentro pues es algo que va a mi favor, pero no por eso debes de quitarme lo que es vital para mi, lo que necesito y tengo reconocido : el tiempo". Es increíble que alguien con quince años tenga más madurez, más sensibilidad y más inteligencia emocional que sus propios profesores. La verdad que gracias a eso, ha conseguido que poco a poco, luchando en cada examen , pasando la vergüenza de tener que reivindicar sus derechos, poco a poco vaya consiguiendo que se lo den. Con la nueva reforma a mi hija sus notas le cuentan para la Universidad, quiere ser médico y las notas son esenciales para su futuro. Su futuro depende mucho de su derecho a ese tiempo. Cada nota es esencial para ella, pues si además pensamos que cuando se vaya a presentar a selectividad lo va a hacer por la Comunidad de Madrid, pues más necesario aún.

Pensar que todo esto es luchar por algo tan sencillo y elemental como que le den tiempo, solo eso, tiempo, es increíble. Es como si a una persona con dificultades para caminar el día del examen le hiciesen subir las escaleras pues como ya está en bachillerato ya puede andar, da igual que siga siendo cojo, ya está en bachillerato. Si nos las puedes subir es tu problema pues la mayoría de la población no necesita rampa de acceso. "Ah! lo siento, c´est la vie mon ami".

No solo pedimos tiempo, pedimos que se respete verdaderamente ese tiempo extra y que no me desconcentren. Os imagináis que el día que un ciego se fuese a presentar a selectividad le dejasen el Braille, pero a mitad de una de las pruebas lo sacasen del aula para verificar que era ciego, para ver si su examen estaba puesto en el montón correcto y lo devolviesen al aula. No solo eso, que se lo hiciesen dos veces a lo largo de las pruebas de selectividad. Inconcebible, pensaríamos que menuda faena, que menuda insensibilidad, que hay que repetir las pruebas. Saldría en la prensa. Sería noticia. Pues ayer me contó una madre la historia de su hijo disléxico que le hicieron eso que acabo de contar en la Complutense de Madrid. No creáis que hace años, no este año 2.013. Era disléxico, le sacaron del aula en dos ocasiones en distintas pruebas, lo desconcentraron, le volvieron a sentar, el tiempo extra se lo concedieron, pero el tiempo de salir y entrar no se contó, sin contar la desconcentración y el stress del niño. La madre se pasó de pasillo en pasillo por la Universidad intentando pedir explicaciones, pues el niño se quedó a tres centésimas de sacar la nota que necesitaba a pesar de todo lo ocurrido y no consiguió nada. No ha sido noticia, solo ha caído en un saco roto. Por supuesto la delicadeza, sensibilidad y demás del personal que estaba cuidando el aula de los niños con dificultades específicas de aprendizaje, deja mucho que desear, pues en vez de ayudar solo pusieron zancadillas. Ese mismo personal probablemente estará el año que viene vigilando la misma aula, estarán tan tranquilos y no pensaran ni un minuto en lo que hicieron hace un año. Hundir a un niño quitándole lo único que necesitaba para triunfar : su tiempo, su concentración.  Seguro que si hubiese sido sordo o ciego no lo hubiesen quitado el audífono para comprobar que tenía pilas o el Braille.¡Que salvajada! pensarán los que lo lean.Pues es la misma salvajada con el tiempo y un disléxico. La historia terminó con que se volvió a presentar en septiembre, sin tiempo extra como el resto, pues más vale aparentar ser como la mayoría, nadie le molestó, el sacó su nota y está en la universidad. Pero la historia debería haber sido distinta,que se examinó con todo el tiempo que necesitaba, que le tendrían que haber leído las preguntas en alto, que podría haber preguntado que le explicasen el enunciado si no lo entendía y que hubiese pasado un verano maravilloso disfrutando de sus vacaciones y de su esfuerzo recompensado. No con la autoestima lastimada y estudiando por culpa ajena, pagando los platos rotos de otro. Menos mal que tenía una madre que arreglo todos los platos rotos, le puso la autoestima por las nubes y siguió luchando por su hijo.

Pues a estas salvajadas se enfrentan todas las semanas la mayoría de los niños disléxicos. Han tenido que estudiar más que el resto pues aprender según nuestros métodos no es sencillo para ellos. Después de hacer el esfuerzo por partida doble, cuando llega el momento de la prueba les quitan su  tiempo que sería su bastón, su audífono, su braille y les dejan solos dentro del aula con una hoja delante. Tanta sensibilidad con el acoso escolar, con el bulling, etc ¿y esto como se llama? Yo llevo dos meses teniendo que sensibilizar, explicar y volver a explicar a los distintos profesores de mis hijos que necesitan tiempo.  ¿Tan difícil es de comprender? No tiene coste económico alguno, solo ganas de ayudar y sensibilidad. Por favor SOS darles tiempo.


tags] dislexia, disléxico, madre, sistema educativo,diversidad, dificultades específicas, esfuerzo,tiempo  [/tags]