/

03 abril 2014

A vueltas con la autoestima




Sí la autoestima siempre está presente cuando tienes dislexia. La dislexia es algo que por mucho que te digan que desaparece, la superas o te curas no es cierto. Siempre aparece la dislexia cuando menos te lo esperas, a la vuelta de la esquina. Por eso hay que normalizarlo, hacerlo parte de uno y ver que no pasa nada, no hay nada  no hay nada de lo que avergonzarse. De lo contrario cada vez que asome la dislexia tu hijo se llevará un susto, volverán a aparecer viejos fantasmas y sufrirá. Creo que en ciertos niños con dislexia la autoestima siempre está presente, por mucho que como madre te quieres auto convencer que es algo superado, que ya está solucionado, pues no, siempre está ahí presente. Más si se le juntan las hormonas de adolescente, los cambios de humor, las lagrimas que no saben cual es el motivo de tantas lágrimas sin razón aparente y todo lo que conlleva la adolescencia. Su inseguridad se acentúa y su autoestima es frágil, muy frágil, desaparece en menos de unos segundos, se esfuma y no queda rastro de nada.

Como me dice mi amiga Carmen cuando hables de autoestima , no se te olvide hablar de auto concepto. Es cierto, cuando pensamos en la autoestima de nuestros hijos, cuando vas a tutoría a hablar de lo que sufre tu hija, de su autoestima, de sus miedos e inseguridades no hablamos nunca del auto concepto, y es esencial. Cuando hablamos de auto concepto hablamos de la percepción, de cómo tu te ves a ti mismo. Cuando hablamos de autoestima estamos hablando de valoración de uno mismo. Está claro que lo uno va muy unido a lo otro.
Uno de mis hijos tiene un auto concepto suyo muy bueno, se ve bien, se siente listo, se siente guapetón y su auto concepto es muy bueno. El mes pasado le fueron mal las cosas en clase y su autoestima empezó a bajar, su valoración empezó a caer, suerte que la situación cambio y todo empezó a ir bien con su profesora. Pos suerte su auto concepto no se vio dañado y poco a poco va recuperando su autoestima. Es más, ayer vino con notas buenas, su dictado con nota, sus multiplicaciones bien hechas y feliz de enseñarme sus muy bien. Se sintió bien, se sintió seguro y se vio capaz de afrontar cualquier reto. Con ese buen espíritu  nos pusimos a estudiar examen de geografía. Se comía los mapas, se aprendió todo rápido y se sentía seguro de ubicarse en un mapa mudo. Increíble lo que la parte emocional puede hacer. Hace quince días era incapaz de colocar en el mapa ni la mitad de montañas, todo era un motón de dudas e inseguridades. Ayer fue capaz de pintar él solo el mapa, de poner los relieves y de orientarse sin problema. Todo con un poco de autoestima, del auto concepto bien colocado y las emociones equilibradas y en su sitio. 
En cambio su hermana, que debido a quedarse durante varios cursos sin autoestima, tiene un auto concepto no muy bueno de ella misma, ¿que le pasa? Obvio, se bloquea. Llega examen de matemáticas y se bloquea. Su profesora adorable, no se cree que no se sepa nada de nada y manda el examen a casa para que lo repitamos. En casa siguió bloqueada viernes y sábado. No había manera de ni si quiera de empezar el examen, de sacarlo del sobre. Solo nombrarlo suponía un montón de lágrimas en sus ojos, un me encuentro mal y no se que me está pasando. Tu vuelves a sacar paciencia, te contienes el grito y vuelves de cero con las fracciones, como si nada. Todo con tono amable, con un no pasa nada y como si no hubiese visto ni una de las mil lágrimas rodando por toda la cara . Se lo sabía y cuando vio que se lo sabía, se sintió segura y fue capaz de afrontar el examen. Lo hizo, contestó a todo y encima bien.
Sin autoestima, sin valorarte a ti misma, sin quererte, sin sentirte que mereces la pena y que eres especial no hay manera de subir ninguna montaña. Por eso veo que los profesores deben de cuidar mucho la autoestima de nuestros hijos, de lo contrario los anulan para el resto de sus vidas. Se quedan sin armas para ser capaces de afrontar una vida normal. Por favor cuiden de nuestros hijos, de su autoestima. Quiero que mi hija se sienta capaz de subir montañas, aunque tarde más, pero sea capaz de decir un yo puedo y encima sonriente y contenta. No quiero que le duela la barriga debido a sus nervios producidos por sus miedos, por sus inseguridades. Quiero que se vea como alguien lista, capaz y que merece la pena estar con ella. Cuando se desbloquea y sus emociones están bien equilibradas es capaz de afrontar cualquier examen hasta uno de lengua. Es capaz de narrar y escribir, tiene mucha imaginación y cuando se siente libre vuela muy, muy, lejos. #DislexiaAutoestimaAutoconceptoCuidalos!

[tags] dislexia, profesor,hijo con dislexia, autoestima, autoconcepto[/tags]